Este artículo le dirá que los chismes pueden ser buenos para la salud y la ciencia lo confirma, un pasatiempo que puede ser beneficioso para su bienestar diario y el de su entorno.

El chisme en muchos países está mal visto, es una práctica que tampoco debería estar presente entre mujeres y hombres. Eso es malo y puede generar problemas en nuestras vidas si tratamos de resolver o encontrar el origen de este chisme.

La ciencia confirma que el chisme disminuye los niveles de cortisol en nuestro cuerpo que es responsable del metabolismo y, por lo tanto, aumenta los niveles de oxitocina que es responsable de liberar endorfinas a nuestro cuerpo para reducir el estrés y contribuir al buen humor.

Además entonces, esta actividad es beneficiosa para conocer gente, cómo piensan y hablan sobre los demás, quienes piensan que ciertos chismes son importantes, te conocen en profundidad y crean lazos de amistad duraderos. Puedes hablar durante horas con una persona de confianza y eso es lo mejor.

La próxima vez que se encuentre con amigos y piense que el chisme es algo que debe evitar, puede decir que el chisme puede ser bueno para la salud y la ciencia lo confirma. Reúnase con sus amigos para conversar y encuentre buenos chismes que contar, prepárese para elevar sus niveles de oxitosina y beneficiar su salud.

¿Qué piensas?

¿Pueden los chismes mejorar los niveles de estas hormonas beneficiosas y contribuir a un excelente estado de ánimo?

¿Te ayudará a conseguir verdaderas amistades?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here