La buena salud del cabello depende de los cuidados especiales que se le dan. Es  común ver como se les cae a muchas mujeres por el exceso de productos químicos y planchas  que tratan de dejarlo liso y brillante. La nutrición también influye en este tipo de problema, ya que la falta de proteína causa daños en las hebras capilares.

Prueba los tratamientos naturales

Sin duda alguna, la solución para un cabello dañado es el buen uso de champús elaborados en casa.  Los tratamientos comprados en tiendas no suelen devolverle la fuerza y vitalidad que deseamos obtener. Por esta razón, existen infinidades de mascarillas fáciles de elaborar que dejan en el cabello un efecto de humedad y brillo.

El bicarbonato de sodio, por ejemplo, se ha convertido en el componente de este secreto natural. Se trata de un compuesto solido que ayuda a controlar la abundancia de sebo, caspa y desintoxica el cuero cabelludo. Lo importante es seguir los siguientes  pasos tal como   se indican para no tener efectos secundarios. Su uso excesivo podría causar alguna irritación.

Es una preparación que está causando sensación por su alto grado de efectividad. Para ello, deberás contar con los posteriores ingredientes:

  • Dos cucharadas de bicarbonato de sodio
  • Dos tazas de agua
  • Medio vaso de vinagre de manzana para elaborar el acondicionador

El siguiente paso es mezclar el bicarbonato de sodio con el agua hasta quedar como una pasta homogénea. La misma acción se debe realizar con el vinagre de manzana. Más tarde  se aplica  en todo el pelo  dando masajes circulares en el cuero cabelludo. Luego de pasado unos minutos se retira con abundante agua y se repite lo mismo con el acondicionador.

La diferencia, se notará desde la primera aplicación gracias a las propiedades regenerativas  del bicarbonato de sodio. El vinagre de manzana se usa precisamente para evitar sentir el cabello áspero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here